• DERECHOS DE LOS PACIENTES:

    Recibir atención oportuna en instituciones de salud que cumplan con todas las condiciones de infraestructura, higiene y seguridad.

    Acceder a programas de prevención y campañas de control del consumo de tabaco y alcohol, así como, de actividades físicas y consumo de alimentos saludables.

    Que se elabore y conserve una historia clínica integra, veraz, que sea tratada de manera confidencial por respeto a su intimidad.

    Participar o no en investigaciones realizadas por personal calificado, en las que se le expliquen los objetivos, métodos, beneficios y riesgos previsibles.

    Recibir un trato respetuoso y digno, sin discriminación alguna.

    Recibir cuidados paliativos cuando su estado de salud lo requiera, en función de la reducción del dolor y sufrimiento asociado a la enfermedad y tratamientos.

    Ser escuchado y obtener respuesta a sus quejas e inquietudes.

    Todo paciente tiene derecho a morir con dignidad, con control total del dolor y a que se respete su voluntad de permitir que el proceso de la muerte siga su curso en la fase terminal de su enfermedad.

    Obtener información clara y oportuna de su estado de salud, de los servicios que vaya a recibir y de los riesgos del tratamiento.

    A que las autoridades del sector Salud, de orden nacional y territorial, ejerzan vigilancia y control, con el fin de garantizar una atención integral.

    Escoger o cambiar de profesional para su atención y recibir una segunda opinión médica si lo desea, teniendo en cuenta los recursos de la institución.

  • DEBERES DE LOS PACIENTES:

    Afiliarse con su familia y mantener la afiliación vigente, al Sistema de Seguridad Social en Salud, al régimen contributivo o subsidiado según corresponda. De ésta manera fomenta el cuidado integral de su salud y la de su familia.

    Tratar con respeto y dignidad a las personas que le atienden y a los demás usuarios.

    Suministrar al equipo de salud de forma oportuna, clara y veraz la información completa y detallada de sus síntomas, sus enfermedades pasadas, hospitalizaciones y/o cirugías anteriores, los medicamentos que está tomando y todos aquellos aspectos relacionados con su salud.

    Informar a la Oficina de Atención al Usuario: Preguntas, Quejas, Reclamos, Sugerencias y felicitaciones. Reportar novedades como: cambios en los datos de identificación, EPS a la cual está afiliado, lugar de residencia y teléfono.

    Cumplir con las normas, reglamentos e instrucciones de la institución, enfocadas en la seguridad del usuario y su familia.

    Asumir con responsabilidad y compromiso el cuidado de su salud, su familia y de la comunidad, acogiéndose al plan de tratamiento ordenado por el médico, asistiendo a las citas programadas, así como, acatando los cuidados adicionales que le recomiende el personal de salud.

    Cuidar las instalaciones, la dotación y hacer un buen uso de los recursos. Respetar los bienes ajenos, dejando en su sitio los elementos de uso común.

    Presentar el día de la cita: orden vigente de la EPS y el material solicitado por el personal de salud de la Institución.