• GENERALIDADES

    El término “cáncer de mama” hace referencia a un tumor maligno que se ha desarrollado a partir de células mamarias. Generalmente, el cáncer de mama se origina en las células de los lobulillos, que son las glándulas productoras de leche, o en los conductos, que son las vías que transportan la leche desde los lobulillos hasta el pezón. Con menos frecuencia, el cáncer de mama puede originarse en los tejidos estromales, que incluyen a los tejidos conjuntivos grasos y fibrosos de la mama.

    Con el paso del tiempo, las células cancerígenas pueden invadir el tejido mamario sano circundante y llegar a los ganglios linfáticos de las axilas, desde allí obtienen una puerta de acceso hacia otras partes del cuerpo. Los estadios del cáncer de mama hacen referencia a lo lejos que se han propagado las células cancerígenas más allá del tumor original.

    El cáncer de mama siempre se origina por una anomalía genética. Un 5-10% de los casos son producto de una anomalía heredada y el 85-90% de los casos de cáncer de mama tienen su origen en anomalías genéticas vinculadas al proceso de envejecimiento.

  • SINTOMAS Y SIGNOS

    Algunos de los signos y síntomas que deben observarse son:

    Nuevos nódulos en mamas Engrosamiento de la mama o debajo del brazo Sensibilidad, secreción Cambios físicos en el pezón (pezón invertido, cambio en el tamaño o llaga persistente)
    Irritación o cambios en la piel (rugosidades, hoyuelos, escamosidad o nuevos pliegues) Mamas enrojecidas, hinchadas y tibias al tacto, erupción cutánea que se asemeja a piel de una naranja Dolor en la mama que no desaparece
  • FACTORES DE RIESGO

    Los siguientes factores pueden elevar el riesgo de una mujer de desarrollar cáncer de mama:

    Edad. En edades de 30 a 39 años, el riesgo es de 1 en 227, es decir, del 0,44%. Después de los 60 años, el riesgo pasa a ser de 1 en 28, es decir, del 4%.

    Empezar a menstruar en una edad temprana (antes de los 12 años)

    Entrar en la menopausia (fin de los ciclos mensuales) en una edad avanzada (después de los 55 años)

    Sexo. Ser mujer es el mayor factor de riesgo para que se forme cáncer de mama. Si bien los hombres pueden padecer la enfermedad, las células mamarias de las mujeres crecen y cambian constantemente, principalmente debido a la actividad de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. Antecedentes familiares de cáncer de mama. Si tienes algún familiar de línea directa (madre, hija, hermana) que ha sido diagnosticado con cáncer de mama o tienes varios familiares que han padecido cáncer de mama u ovario (especialmente antes de los 50 años), podrías tener un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.
    Antecedentes personales de cáncer de mama. Si le han diagnosticado cáncer de mama en el pasado, el riesgo que tiene de que reaparezca, ya sea en la misma mama o en la otra, es mayor que si nunca hubieses padecido la enfermedad. Raza. Las mujeres blancas son un poco más propensas a desarrollar cáncer de mama que las mujeres afroamericanas.

    Embarazo y lactancia. El embarazo y la lactancia reducen la cantidad total de ciclos menstruales en la vida de una mujer, y esto parece reducir el riesgo de cáncer de mama en el futuro.

    Alteraciones de las células mamarias. Cualquier alteración de las células mamarias que se detecte en una biopsia puede ser un factor de riesgo. Estas alteraciones incluyen la proliferación de células (llamada hiperplasia) y el aspecto anormal (atípico) de las células.
  • DIAGNÓSTICO

    La autoexploración de mamas debe formar parte de su rutina mensual. Consulta con el médico si experimentas alguna alteración en las mamas. Análisis para detección: los análisis para detección (como la mamografía anual) se indican regularmente a las personas de apariencia saludable y sin indicios de padecer cáncer de mama. El objetivo es detectar el cáncer de mama en su etapa más temprana, antes de que se desarrolle cualquier síntoma
    • Pruebas diagnósticas:las pruebas diagnósticas (como las biopsias) se indican en personas con sospecha de cáncer de mama, tanto por los síntomas que experimentan o por el resultado de un análisis de detección. Estos análisis se utilizan para determinar si existe cáncer de mama y, en caso de que exista, para determinar si se extendió más allá de la mama
    • Pruebas de control:una vez que se diagnostica el cáncer de mama, se realizan numerosos análisis durante y después del tratamiento para controlar la eficacia de las terapias. Estas pruebas de control se pueden usar además para verificar si existen indicios de recurrencia
  • TRATAMIENTO

    En la actualidad hay una diversidad de opciones de tratamientos disponibles para combatir la compleja combinación de células en cada tumor.

    Cirugía Quimioterapia Radioterapia

    Si bien el médico adaptará el tratamiento específicamente para cada paciente y tipo de cáncer de mama.

  • RECOMENDACIONES Y AUTOCUIDADO

    Alimentación balanceada No tomar bebidas alcohólicas en exceso No fumar
    Realizar actividad física Mantener peso saludable Realizarse el autoexamen de mama cada mes, una semana después del ciclo menstrual.

    Una alimentación saludable es vital para que el organismo funcione bien. Es necesario modificar nuestros hábitos.