• GENERALIDADES

    El cáncer de próstata es el crecimiento maligno de la glándula prostática. Cuando el cáncer de próstata avanza, invade las células vecinas, para deformar la estructura interna y externa de la próstata; posteriormente puede salirse de ella e invadir las estructuras vecinas, como las vesículas seminales, la vejiga y el recto. En fases avanzadas de la enfermedad, a través de los vasos linfáticos y sanguíneos, las células cancerosas se diseminan a sitios distantes, como los ganglios y los huesos, lo que se denomina metástasis. El crecimiento y la diseminación del cáncer de próstata dependen de la presencia de la hormona masculina (testosterona) producida por los testículos.

    Cuando se diagnostica el cáncer de próstata, lo podemos encontrar en una de tres fases:

    • Localizado: No ha salido de la próstata.
    • Localmente avanzado: Compromete la próstata y tejidos vecinos.
    • Avanzado: Ya ha salido de la próstata y se encuentra en otros órganos, como los ganglios linfáticos o los huesos.
  • SÍNTOMAS Y SIGNOS

    El cáncer de próstata en sus fases iniciales no produce síntomas, estos suelen aparecer cuando se trata de una enfermedad avanzada. Los síntomas que enumeramos enseguida se pueden encontrar en algunos pacientes, pero no son exclusivos del cáncer de próstata:

    • Micción frecuente.
    • Flujo miccional débil o interrumpido, o necesidad de hacer fuerza para vaciar la vejiga.
    • Sangre en la orina.
    • Urgencia de orinar frecuentemente por la noche.
    • Sangre en el líquido seminal.
    • Nueva aparición de disfunción eréctil.
    • Dolor o ardor al orinar, que es mucho menos frecuente.
    • Molestias al estar sentado, causadas por un aumento del tamaño de la próstata.

    Si el cáncer se ha diseminado fuera de la glándula prostática, un hombre puede experimentar:

    • Dolor en la espalda, las caderas, los muslos, los hombros u otros huesos.
    • Hinchazón o edema en las piernas o los pies.
    • Pérdida de peso sin explicación.
    • Fatiga.
    • Cambio en los hábitos intestinales.
  • FACTORES DE RIESGO

    Existen factores de riesgo que están asociados con el cáncer de próstata, unos son modificables y otros no.

    Factores modificables

    • Alimentación: los hombres que consumen muchas carnes rojas y productos lácteos con alto contenido de grasa tienen mayor riesgo, así como el bajo consumo de frutas y verduras.
    • Sedentarismo: la falta de actividad física regular y un peso inadecuado están asociados con un mayor riesgo de cáncer.
    • Abuso del alcohol.
    • Exposición a contaminantes químicos.
    • El riesgo de cáncer de próstata aumenta con la edad, especialmente después de los 50 años. Más del 80 % de los casos de cáncer de próstata se diagnostican en hombres de 65 años o más.
    • Raza/origen étnico. Los hombres de raza negra presentan un mayor riesgo de cáncer de próstata que los de raza blanca, particularmente, entre aquellos que llevan un estilo de vida con menos actividad física y una dieta menos saludable.
    • Antecedentes familiares.  El cáncer de próstata hereditario, es raro y representa alrededor del 5 % de los casos. Si un hombre tiene un pariente en primer grado, es decir, un padre, un hermano o un hijo, con cáncer de próstata, su riesgo de desarrollar cáncer de próstata es de 2 a 3 veces mayor que el riesgo promedio. Este riesgo aumenta con la cantidad de parientes con diagnóstico de cáncer de próstata.
    • Síndrome de cáncer hereditario de mama y de ovario (hereditary breast and ovarian cancer, HBOC).
    • Otros cambios genéticos. Otros genes que pueden conllevar un mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata incluyen HPC1HPC2HPCXCAPB. Sin embargo, se ha demostrado que ninguno de ellos provocan cáncer de próstata o son específicos de esta enfermedad.

    No modificables

    • Edad.
    • Antecedentes familiares
    • Raza
  • DIAGNÓSTICO

    En Colombia, se recomienda ofrecer a los pacientes mayores de 50 años que consultan al médico los exámenes para la detección del cáncer de próstata (antígeno prostático y tacto rectal) Este examen se puede realizar anualmente.

    Tacto rectal PSA antígeno prostático específico Biopsia

    Para evaluar la extensión del cáncer de próstata existen diversos exámenes que pueden dar información de puntos específicos que en un momento determinado podrían estar comprometidos por la enfermedad. Ejemplos:

    TAC abdominopélvica Gammagrafía ósea Resonancia magnética nuclear
  • TRATAMIENTO

    Existen diversas alternativas para manejar el cáncer de próstata. Antes de tomar una opción el especialista evaluará su edad, otras enfermedades asociadas y condición física general, definirá el estado de su patología de acuerdo con su estado clínico, establecerá una categoría de riesgo de acuerdo con las características propias del tumor y definirá la intención del tratamiento, es decir, si este se hará con intención curativa (para curar la enfermedad) o paliativa (para disminuir síntomas y mejorar su calidad de vida). Dentro de los tratamientos se tiene:

    Vigilancia actica Prostatectomia radical Radioterapia
    Hormonoterapia Quimioterapia
  • RECOMENDACIONES Y AUTOCUIDADO

    Una alimentación saludable es vital para que el organismo funcione bien. Es necesario modificar nuestros hábitos.

    Consumir fibra y antioxidantes en la dieta diaria Asumir una alimentación equilibrada que incluya vegetales, frutas y menos grasas y azúcar procesada para prevenir la obesidad Bebida moderada
    Hacer ejercicio, lo cual implica actividades sencillas como caminar y subir escaleras Evitar el cigarrillo

    Igualmente resalta el especialista la importancia del chequeo anual, a menos que la persona experimente algún síntoma extraño.