Autor: hemato
Categoría: Salud

Boletín No. 13 Todo lo que debes saber sobre el cáncer de cabeza y cuello

Según la Emory Winship Cancer Institute, el cáncer de cabeza y cuello se refiere a la cavidad oral, glándulas salivares, faringe, laringe, cavidad nasal y senos paranasales. Dado lo anterior, es importante tener presente que el cáncer en el ojo, cerebro, cuero cabelludo, piel, músculos, hueso y sangre no son parte de este tipo de cáncer.

El cáncer de cabeza y cuello comienza en las células escamosas que revisten las superficies húmedas y mucosas del interior de la cabeza (carcinomas), así mismo, también pueden iniciar en las glándulas salivales, aunque este último no es tan común.

Algunos factores de riesgo que pueden causar esta enfermedad son:

  • En primera instancia el consumo excesivo de alcohol y tabaco.
  • Contraer una infección por el virus del Papiloma Humano (VPH).
  • Incluir dentro de la alimentación diaria el consumo excesivo de alimentos salados o preservados.
  • No tener una buena higiene oral.
  • Exposición excesiva al polvo de madera, asbesto, fibras sintéticas, níquel y formaldehído (químico que se emplea generalmente en la fabricación de plásticos). Los riesgos mencionados anteriormente son de tipo ocupacional.
  • Exposición a la radiación.

Según el Instituto Nacional de Cáncer (NIH), los posibles síntomas de alerta para detectar el cáncer de cabeza y cuello es palpar u observar un bulto o llaga que no sana, irritación de la garganta que no desaparece, cambio o ronquera en la voz, inflamación en la mandíbula o debajo del mentón, sangrado o dolor poco común y persistente en la boca, cara, mentón, cuello, nariz y oído, dificultad para hablar o respirar, zumbidos frecuentes en los oídos, sinusitis que  no reacciona al tratamiento con antibióticos y adormecimiento o parálisis en los músculos que componen el rostro.

Es importante conocer tu cuerpo puesto que estos síntomas no siempre tienen que ver con el cáncer de cabeza y cuello, por eso se recomienda consultar al médico quien es el único que tiene los conocimientos y certificaciones que le permiten evaluar y generar un diagnóstico según el caso.

Cuando una persona es diagnosticada con cáncer de cabeza y cuello es tratada según la localización y etapa en la que se encuentra la enfermedad. Sin embrago, los tratamientos más comunes son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia.

Hemato Oncólogos te recomienda adoptar una cultura de prevención, la cual te ayuda a mejorar la calidad vida, evitando este tipo de enfermedades que la deterioran e incluso causan la mortalidad.

Recuerda hacer ejercicio diariamente, comer sano incluyendo frutas y verduras en la nutrición, liberarte del estrés y dedicarle tiempo al descanso.

 

Referencias:

Emory Winship Cancer Institute (Emory University)

CancerQuest

Año 2016

https://www.cancerquest.org/es/para-los-pacientes/cancer-por-tipo/cancer-de-cabeza-y-cuello?gclid=EAIaIQobChMIr_mCorS13AIVRmSGCh2iXANLEAAYASAAEgLZtvD_BwE#risk-factors

Instituto Nacional del Cáncer (NIH) EE.UU.

Marzo del 2017

Teléfono: 1-800 422 6237

https://www.cancer.gov/espanol/tipos/cabeza-cuello/hoja-informativa-cabeza-cuello

Información.

Oficina de Comunicaciones

Hemato Oncólogos

comunicaciones@hematooncologos.com

Ext. 105

Author: hemato